Farándula

FARÁNDULA

Cine de Oro: ‘El peor director de todos los tiempos’ que se casó con 4 rumberas

Juan Orol es conocido por ser un director de cine surrealista, pero pocos saben que se casó en cuatro ocasiones en su vida.

Juan Orol es uno de los cineastas más polémicos del cine de oro.
Juan Orol se casó en cuatro ocasiones.
Escrito en FARÁNDULA el

Juan Orol es mejor conocido por ser ‘El peor director de todos los tiempos’, a pesar de tener uno de sus filmes entre los 100 mejores del Cine de Oro, pero también es famoso por la forma en cómo se involucró con las actrices que llevó a la fama.

¿Quiénes fueron las esposas del director Juan Orol?

A lo largo de su vida, Juan Orol fue duramente criticado por el cine que hizo, además de casarse con las cuatro estrellas que lanzó en sus películas y todas triunfaron en el cine de rumberas.

Así, Juan Orol no sólo fue el precursor del Cine de Rumberas, sino también, llevó al estrellato a María Antonieta Pons, quien fue una de las estrellas de este ciclo de cine.

Orol y Pons se habrían conocido en La Habana, Cuba, lugar de nacimiento de la actriz y este director era un apasionado del baile, así como ella, por lo que ambos acudieron a concursos y terminaron como novios.

Así, María Antonieta Pons fue la primera esposa y parte del cast de Juan Orol, quien la debutó en el cine mexicano con la película Siboney (1938), lo que hizo cobrar fama y relevancia frente a otros directores, pero su marido no le permitió despegar.

Foto: Especia

Ambos hicieron varias películas juntos, pero su relación terminó en 1946, debido a los celos de Orol y que la controlaba completamente.

¿Dónde conoció Juan Orol a Rosa Carmina, su segunda esposa?

Una vez que volvió a ser soltero, Orol comenzó a buscar a otra actriz que protagonizara sus filmes, hasta que vio a una joven que estudiaba danza y que también le gustaba cantar, Rosa Carmina.

El director regresó a La Habana y ahí conoció a la famosa Reina de los Gángsters, de inmediato le ofreció un contrato por tres filmes, pero como condición, quiso llevarse a toda su familia a México.

A los 17 años, Carmina debutó en México como histrionisa en la película ‘Una mujer de Oriente’, luego, se enamoró de Orol y también se casó con el director.

De esta forma, ambos se casaron en 1949, pero, al igual que Pons, la relación llegó a su fin en 1954, debido a una situación similar a la anterior esposa del director.

¿Cuál es el mejor filme que hizo Juan Orol con la actriz María Esquivel?

Una vez que quedó divorciado, el director de ‘Gángsters contra charros’ volvió a buscar a otra musa, María Esquivel fue la elegida, a quien conoció antes que a María Antonieta Pons y también se enamoró a la poste del empresario.

Esquivel, quien también era cubana, llegó a México para hacer cine e hicieron el clásico ‘Zonga, el ángel diabólico’.

Su matrimonio duró de 1956 a 1964, divorciándose porque sus intereses ya no eran los mismos, por lo que nuevamete Orol quedó soltero.

¿Quién fue la última esposa del director de cine, Juan Orol?

De nueva cuenta, Juan se lanzó a buscar a otra chica, pero la halló en la sobrina de un amigo de él, Dinorah Judith.

Dinorah fue la última esposa del "Director de las grandes multitudes", pero fue un matrimonio qu levantó polémica ya que él tenía 60 y ella no alcanzaba ni la mayoría de edad.

Además, Dinorah tenía apenas 16 años cuando debutó en la película de ‘Juan La maldición de mi raza’. Ella fue la última esposa y quien acompañó al director hasta su muerte en 1988, cuando Juan Orol falleció a los 90 años.

De esta forma, Juan Orol no sólo fue conocido como ‘El peor director de todos los tiempos’, sino también, pudo esposar a cuatro actrices que trabajaron con él.

¿Quién fue Juan Orol, el director de cine mexicano?

Juan Rogelio García García, conocido artísticamente como Juan Orol, nació en Lalín, Galicia, España el 4 de agosto de 1897  y murió en la Ciudad de México el 26 de mayo de 1988.

Este hombre fue un actor, guionista, productor y director de cine mexicano, se le nombró el ‘Rey del cine negro mexicano’ o ‘cine de gángsters’ debido a lo surrealista de sus filmes.

Además, fue pionero de la industria fílmica sonora mexicana y uno de los principales promotores del llamado Cine de rumberas de la Época de Oro del cine mexicano.