Farándula

FAMOSAS

Lyn May: Este fue el procedimiento estético que casi le cuesta la vida

Lyn May cayó en manos de una mujer que deformó su rostro.

Lyn May pensó en quitarse la vida, al ver su cara deformada.Créditos: Instagram @lyn_may_
Escrito en FARÁNDULA el

En la década de los 70, Lyn May se convirtió en una de las actrices más famosas del llamado cine de ficheras, en las que encantaba con su cuerpo y cara. 

Sin embargo, el aspecto de Lilia Mendiola, nombre real de la famosa, cambió radicalmente a los 29 años, cuando se sometió a un procedimiento estético que prometía hacerla lucir más bella. 

Internet

¿Qué le sucedió a Lyn May en la cara?

La actriz originaria de Acapulco (Guerrero) cayó en manos de una mujer, quien le prometió que "mejoraría" su rostro con inyecciones de colágeno, aunque en lugar dicho producto le suministró aceite de cocina. 

"Estaba muy joven, no necesitaba inyectarme nada, tenía 29 años, a esa edad, ¿qué necesitas? Llegó una mujer y me ofreció ponerme los pómulos e inyectarme colágeno. Uno ignorante y, paz, me inyectó aceite de cocina y me dio en la torre", contó la actriz en entrevista con Mara Patricia Castañeda. 

Instagram @lyn_may_

Lyn May confesó, después de dicho procedimiento y al ver el resultado, pensó en quitarse la vida, ya que no le gustaba ver en el espejo su "nueva" cara. 

"Yo me quería morir, me veía en el espejo y decía, '¡ay, Dios mío!'. Me quería morir, yo decía, 'mejor me muero, para qué estoy aquí. Pero otra vez mis hijas estaban de por medio y ellas me salvaron la vida. Pensé, se van a quedar solas mis hijas, mi mamá y mis hermanos. ¡Y aquí me tienen!", contó la vedette. 

Instagram @lyn_may_

El aceite que le inyectaron a la bailarina, quien saltó a la fama con la película "Tívoli", le produjo "bolitas" en el rostro, de las cuales se ha deshecho; sin embargo, las intervenciones para quitárselas le provocaron cicatrices, que tendrán de por vida.

"Sí me han ido sacando (el aceite). El problema es que, te inyectan, y al poco tiempo empiezas a sentir bolitas y luego, cuando sientes una bolita, estás duro y duro; entones, vas a que te quiten la bolita, pero te cambian una bolita por una cicatriz", explicó Lilia Mendiola. 

Con base en su experiencia, actriz del cine de ficheras recomienda a las personas "que no se dejen inyectar nada", porque "ofrecen muchas cosas, pero no sabes qué es" lo que te ponen. 

Aunque hace años Lyn May estaba peleada con el aspecto de su cara, actualmente está a gusto con ella y cuando para enfrente a un espejo, ve a una mujer bonita.

¡Sigue la cuenta de Twitter de Grupo Fórmula!

 

Temas