Fútbol

FUTBOL INTERNACIONAL

Dani Alves encerró a su víctima en un baño: "me resistí, pero él era más fuerte"

La joven víctima relató todo lo sucedido aquella noche y ya hay más detalles.

Dani Alves está en problemas de justiciaCréditos: Mexsport
Escrito en FÚTBOL el

El juicio futbolístico ha dejado de tener relevancia cuando la justicia ha hecho su aparición. El caso del brasileño Dani Alves continúa dando pasos firmes y es que luego de que una joven lo denunciara por agresión sexual, ahora hay más detalles sobre su testimonio y por ello la encerró en el baño y declaró: “me resistí, pero él era más fuerte”.

De acuerdo con La Vanguardia, fue más de hora y media lo que duró la declaración de la joven de 23 años a los Mossos d'Esquadra. Ahí, ella contó todo lo que pasó en la discoteca de la calle Tusset, en la que estaba el exjugador de Pumas a lado de un amigo mexicano.

¿Qué sucedió con Dani Alves y la joven víctima de agresión sexual?

Según esto, no era la primera vez que ella iba al antro Sutton. El 30 de diciembre pudo acceder de manera gratuita gracias a que consiguieron una entrada en un bar en el que estuvo horas antes junto con una amiga y un familiar. Ya adentro, fueron invitadas por un grupo de mexicanos a una zona reservada donde les revelaron que ahí estaba Dani Alves.

Dani les invitó una copa y coqueteó con las tres, pero a la víctima le dijo un par de cosas al oído que ella no entendió porque “las pudo haber dicho en portugués”. Más tarde, el futbolista le tomó la mano, y con violencia la acercó a su entrepierna por lo que ella retiró en ambas ocasiones su brazo de ahí con fuerza.

Pero el asedio no paró y es que Alves, a lado de una puerta, invitó a la joven a acercarse. Ella pensó que había otra zona VIP, cuando en realidad era sólo un mini baño. Ahí, el exbarcelona no la dejaba salir porque esperaba que ella dijera “soy tu p*tita”. Después se sentó en la taza de baño, la tiró al suelo y varias veces le agarró la cabeza con la intención de que le hiciera sexo oral.

Ella se negó, por lo que Alves le dio de cachetadas y después abusó de ella. De acuerdo con La Vanguardia, ella explicó “me resistí, pero él era mucho más fuerte que yo”. Asimismo, añadió que el jugador le exigió no salir del baño hasta que el abandonara el lugar y al estar en shock, se puso tan nerviosa que no atinaba a abrir la puerta. Cuando lo logró, le contó a sus acompañantes todo.

El portero del bar, con el que había bromeado en la entrada, la vio llorar y le preguntó qué había pasado. Se activó el protocolo contra las violencias machistas del Sutton y funcionó. Ella ya decidió renunciar a una posible indemnización y Dani Alves sigue en prisión. Ahora sabemos que encerró a su víctima en un baño lo cual hace terrible la situación.

¡Sigue la cuenta de Twitter de Radio Fórmula!